Acceso rápido
Zona privada
Quick menu
Private area

Recomendaciones para el cableado de megafonía y evacuación por voz

Megafonía cableado resistente fuego

10 Sep Recomendaciones para el cableado de megafonía y evacuación por voz

Las regulaciones locales o nacionales en cada país de la Unión Europea establecen los criterios que deben seguir los cables a emplear en los sistemas de evacuación en caso de incendio.

Esa regulación en España se establece en el Código Técnico de la Edificación (CTE), el Reglamento de Instalaciones de protección contra incendios RIPCI R.D.513/2017 y el Reglamento de seguridad contra incendios en los establecimientos industriales (RSCIEI).

Puedes encontrar más información sobre la aplicación de la normativa EN 54 a las instalaciones de megafonía y evacuación por voz en España en nuestra serie de artículos técnicos sobre esta temática:

Un elemento clave en las soluciones de megafonía y evacuación por voz es el cableado. Debe ser resistente al fuego y cumplir con la normativa a través de una serie de características mínimas. Para lograrlo en las mejores condiciones, existen una serie de recomendaciones importantes a tener en cuenta.

Pasemos a desgranar lo establecido en la normativa vigente actualmente en España a este respecto.

NOTA IMPORTANTE: En cualquier edificación donde el CTE es de obligado cumplimiento, y por tanto es necesaria la obtención de licencia o permiso emitido por la autoridad competente, se deben cumplir los requisitos básicos de seguridad contra incendios (DB-SI) que incluyen los sistemas de evacuación por voz.

Marco legal

Los sistemas de alarma por voz pertenecen a la norma de producto UNE EN 54-16:2010 y UNE EN 54-24:2010 dentro de la colección de normas de producto de “Sistemas de detección y alarma de incendios”. El diseño, instalación, uso y mantenimiento de este tipo de sistemas están regulados por el CTE de Junio de 2013, según se establece en el capítulo 3 Exigencias básicas Artículo 11:

CTE EN 54 megafonía

Es por tanto el DB-SI el que establece los requisitos mínimos exigibles para edificios en materia de seguridad en caso de incendio. Donde en su sección SI 4: Instalaciones de protección contra incendios, Capítulo 1: Dotación de instalaciones contra incendios indica la obligatoriedad del cumplimiento del RIPCI RD 513/2017:

02_DB-SI_dotacion_instalaciones_incendios

RIPCI RD 513/2017

En el RIPCI, en su Anexo I “Características e instalación de los equipos y sistemas de protección contra incendios” (Sección 1ª, “Protección activa contra incendios”, apartado 1.6), se establece:

03_RIPCI_sistemas_electroacusticos_emergencia

En la norma UNE-EN 60849, en su capítulo 6 “Requisitos de instalación”, se refieren los requisitos aplicables al cableado de instalación:

04_requisitos_instalacion_cableado

La legislación aplicable para sistemas de protección contra incendios es el propio RIPCI, que en su Anexo I “Características e instalación de los equipos y sistemas de protección contra incendios” (Sección 1ª, “Protección activa contra incendios”, apartado 1.6), establece:

05_sistemas_deteccion_alarma_RIPCI

La norma de instalación UNE 23007-14, en su capítulo 6.11.2, establece los tipos de cables a emplear según tres criterios:

06_proteccion_contra_incendio

La explicación de estos criterios se amplía en el Anexo A (normativo):

07_criterios_cableado

CONCLUSIÓN

Los cables del sistema de evacuación por voz como parte del sistema de protección contra incendios deben ser resistentes al fuego en los casos definidos en la norma de instalación UNE 23007-14, y por tanto deben cumplir la norma UNE 211025 o características mínimas equivalentes.

RECOMENDACIONES ADICIONALES

El hecho de que un cable sea trenzado y apantallado no lo exige la norma en sí misma, lo que sí hace es pedir que sea resistente al fuego. 

Si vamos un poco más allá de la legislación actual, en la recomendación técnica TS54-32 podemos ver algún detalle más sobre el cableado de líneas de altavoces:

6.13.3 Vías de transmisión de altavoz

Un fallo en una vía de transmisión de altavoz no debe afectar a ninguna otra vía de transmisión de altavoz. Esto se puede lograr mediante dispositivos de protección o usando amplificadores separados.

Cuando una vía de transmisión de altavoz pase a través de uno o más sectores de incendios, el fallo en esa parte de la vía de transmisión de altavoz no debe impedir la emisión de mensajes de emergencia en ningún otro sector de incendios.

Métodos para lograr esto incluyen:

  • el uso de cables resistentes al fuego;
  • el uso de conductos resistentes al fuego;
  • el tendido de cables a través de zonas de bajo riesgo, véase 7.5.6;
  • el cableado redundante (a menudo conocido como cableado A/B) que comprende dos (o más) vías de transmisión de altavoz separadas cubriendo un ADA;
  • cableado en lazo con aisladores automáticos;
  • limitando el número de altavoces que pueden fallar debido a un único fallo.

 

El método a usar puede definirse en las reglamentaciones locales, regionales o nacionales.

Donde el análisis del riesgo muestre que dos o más vías de transmisión de altavoz necesitan servir a un ADA, los altavoces se deben solapar y disponer tal que el fallo de una vía de transmisión de altavoz no reducirá la inteligibilidad por debajo del mínimo recomendado por esta norma para el ADA.

Véase apartado 7.5 para información sobre la instalación del cable.

7.5.1 Generalidades

Los cables se deben instalar de acuerdo con las reglamentaciones locales, regionales o nacionales o, donde estas no sean aplicables o no estén disponibles, se deben seguir las recomendaciones de este apartado.

Los tipos de cables deben cumplir las especificaciones del fabricante de los componentes a conectar del VAS, y las reglamentaciones de instalación locales, regionales o nacionales.

Las características de todas las vías de transmisión se deben especificar en la fase de diseño y deben ser adecuadas para el VAS. 

Las características eléctricas de todos los cables, tales como caída de tensión, capacidad de transporte de intensidad, impedancia, capacitancia, tensión de rotura y resistencia de aislamiento, deben ser adecuadas para el sistema. La caída de tensión máxima en cualquier línea de altavoces no debe exceder del 10 %. Asimismo, en el diseño se debe tener en cuenta que el efecto acumulado de las líneas de altavoces y los propios altavoces no debe ser menor que la carga resistiva mínima o mayor que la carga capacitiva máxima declaradas por el fabricante.

NOTA 1: Una caída de tensión del 10 % en un circuito de altavoz se aproxima a 1 dB de pérdida de nivel de presión sonora.

NOTA 2: Los tramos largos de cable pueden afectar a la respuesta en frecuencia y pueden comprometer la inteligibilidad.

Si se acuerda con la AC, se puede permitir más del 10 % de caída de tensión, siempre que se justifique que se logran los niveles de presión sonora requeridos y la inteligibilidad mínima.

Donde es probable que diafonías o interferencias electromagnéticas es probable que afecten a la inteligibilidad, se debería prestar consideración a aumentar la separación física, o a usar cables trenzados, cables apantallados o cables coaxiales.

Los cables de altavoz deben ser de al menos 0,8 mm de diámetro por conductor.

7.5.2 Tendido de cables

Los cables que transporten energía o señales para un VAS se deben tender tal que se eviten efectos adversos sobre el sistema. Factores a tener en cuenta incluyen:

  1. interferencias electromagnéticas a niveles que podrían impedir el funcionamiento correcto;
  2. la posibilidad de daño por fuego;
  3. la posibilidad de daños mecánicos, incluyendo daños que podrían causar cortocircuitos entre cables del VAS y otros cables;
  4. daños debido al trabajo de mantenimiento en otros sistemas.

 

Donde sea necesario, los cables del VAS se pueden aislar del efecto de otros cables mediante el uso de apantallado flotante o conectado a tierra, o mediante separación por una distancia adecuada.

Todos los cables y otras partes metálicas del VAS deben estar bien separados de cualquier elemento metálico que forme parte de un sistema de protección contra rayos. Las precauciones frente a daños por rayos deberían cumplir con las reglamentaciones locales, regionales o nacionales.

Por tanto, idealmente el cable debe ser trenzado y resistente al fuego. El primer requisito es debido a la naturaleza de la señal que transporta y el segundo, por requisito normativo.

Si tienes cualquier consulta sobre este asunto no dudes en contactar con nosotros para resolverla.